CONTRA LA CRISIS: AHORRO FAMILIAR

  • Categoría de la entrada:Campañas

 2 de diciembre de 2010. MEDIDAS CONTRA LA CRISIS – CONSUMO RACIONAL Y RESPONSABLE

 1.      En la cesta de la compra: (no olvidemos que la principal partida del presupuesto familiar se destina a gastos de alimentación).

  •    Elaborar una lista previa y atenerse a ella.
  •  Comparar precios antes de comprar.
  •  Optar preferentemente por productos locales y de temporada
  •  Preferir productos que ofrecen calidad a precio más bajo: pescado azul, marcas blancas…

2.      Ahorremos agua y energía. No sólo beneficia a nuestro bolsillo sino también al medio ambiente.

  •   No poner la calefacción más alta de 21º
  •  Utilizar bombillas de bajo consumo.
  •  Esperar a llenar la lavadora o el lavavajillas antes de ponerlos en marcha.
  •   Utilizar dispositivos de ahorro de agua.

3.      Ahorrar en ocio y servicios no significa dejar de disfrutar de nuestro tiempo libre, sino hacerlo de otra forma.

  •  Disfruta de la naturaleza.
  • Busca actividades gratuitas: algunos museos, exposiciones, muchas actividades organizadas por el Ayuntamiento, la comarca etc …
  • Cenar con los amigos en casa puede ser mejor que en un restaurante y es más barato.
  • Pasear y charlar con la familia y los amigos es muy gratificante y no cuesta dinero.    

 4.     En los viajes, comparar  precios en distintas agencias y aprovechar las ventajosas ofertas de temporada baja o entre semana, si es posible.

 5. En telefonía :

  •  Las llamadas nacionales de fijo a fijo son gratis en todos los paquetes que incluyen teléfono e Internet y hay que aprovecharlo.
  •  En cuanto a los móviles: estudiar nuestros hábitos de consumo y necesidades y contratar una tarifa adecuada entre los planes de ahorro que ofrecen las operadoras. No olvidemos que para el bolsillo es mejor negociar una buena tarifa que el regalo de una móvil de última generación.

6.     En las compras:

  • Las tarjetas de crédito no siempre son interesantes para el consumidor y además favorecen el derroche. Restrinjamos su uso.
  •  Evitando las compras a plazos, ahorraremos los cuantiosos intereses que hay que pagar.
  • Hay que repasar siempre las  facturas y  extractos bancarios

7.     En caso de problemas económicos:

·   Si no se va a poder pagar la hipoteca negociar con el banco el aumentar el periodo de amortización o la posibilidad de reducir las cuotas durante un tiempo. Lo que el banco quiere es cobrar, no quedarse con el piso del cliente.