Desayunar con regularidad: un hábito saludable para la infancia y para el resto de la vida

  • Categoría de la entrada:Alimentación

22 de Junio de 2010.-  El desayuno nos proporciona la energía y los nutrientes necesarios para empezar el día de manera adecuada.

Desayunar con regularidad ser relaciona con un mejor consumo de nutrientes y puede contribuir a mantener un peso corporal saludable. Es especialmente importante en el caso de niños y adolescentes ya que el desayuno facilita el aprendizaje y mejora el rendimiento escolar, en particular en niños con un estado nutricional deficiente. El desayuno, es la comida que “más nos saltamos” y es importante que la población europea conzoca los beneficios que aporta.

Romper el ayuno.

La mayoría de los niños y jóvenes pasan rápidamente de estar dormidos, estado en el que el cuerpo ha ayunado durante varias horas, a un estado de gran actividad. Esto hace que aumente la demanda de glucosa de los músculos y del cerebro por lo que necesitamos “combustible”. Sin embargo, del 10 al 30% de los niños europeos no desayunan, siendo los adolescentes y, en especial las chicas, quienes más omiten esta comida.

Una comida nutritiva

En comparación con quienes no desayunan, los niños que sí que lo hacen tienen mayor probabilidad de cumplir con las recomendaciones nutricionales y consumen más vitaminas, minerales y fibra. Basta con echar un vistazo a la composición habitual del desayuno de los niños para comprobar por qué, ya que los productos lácteos, cereales, pan, zumo, fruta y huevos son los elementos más populares. Además del aspecto nutricional, quienes desayunan muestran hábitos más saludables, incluyendo un mayor consumo de fruta y verdura y  más actividad física.

Dar ejemplo

El desayuno mejora el consumo general de nutrientes y está asociado con el rendimiento y el control del peso, siempre que se respeten las necesidades calóricas individuales. Es más probable que los niños  y adolescentes desayunen en aquellas familias en que los adultos también lo hacen. Por eso hay que animar a los padres a predicar con el ejemplo.

* Fuente: EUFIC