Otoño de colecciones, otoño de precauciones

  • Categoría de la entrada:Consumo

Con la llegada del mes de septiembre las editoriales sacan al mercado un gran número de colecciones sobre diferentes cuestiones desde cursos de idiomas, manualidades, bricolaje, cocina, juguetes hasta las habituales colecciones de literatura, música o cine.

Según datos de las editoriales, en nuestro país, se ofertan más de 200 colecciones distintas a lo largo del año. Un 10,5% de las ventas totales del sector editorial corresponde a los fascículos.

Habitualmente, las colecciones comienzan conofertas de lanzamiento con el objetivo de motivar a los consumidoresa adquirir el primer ejemplar, que normalmente viene acompañado del segundo, gratuito, o de un precio promocional.Hay importantes diferencias en el precio de la primera oferta y de las posteriores entregas. Por ejemplo, en una colección de coches antiguos, se pasa de 1,95 €, la primera entrega a 11,95 €, en las posteriores.

Además, no siempre es fácil conocer cuál va a ser el precio de las entregas posteriores, porque hay nula o insuficiente información tanto en el exterior como en el interior del fascículo sobre el número total de entregas, su precio y su frecuencia. Muchas veces habrá que llamar algún teléfono de atención al cliente o buscar a través de Internet. Los coleccionables suelen durar al menos dos años, dándose la curiosa circunstancia de que a veces conviven dos colecciones iguales. Otras veces, la colección no tiene éxito y se retira del mercado, y los que la han empezado tienen dificultades para completarla.

De todas formas, la empresa que comercializa una colección tiene la obligación de suministrarla hasta el final a quien lo requiera. Así, una vez iniciada la colección se puede solicitar hasta el último ejemplar aunque haya sido retirada del mercado por una escasa demanda. Además, en caso de que se haya hecho una suscripción directamente con la empresa y ésta no complete las entregas, se tiene derecho a plantear una reclamación por incumplimiento de contrato, solicitando en la misma que se cumpla lo establecido o que devuelvan el importe íntegro.

Os damos unos consejos para evitar problemas y posibles reclamaciones:

  • Aprovechar la oferta de lanzamiento para conocer la colección y valorar si realmente interesa. Se debe considerar la posibilidad de adquirir sólo los títulos que realmente interesan y los primeros, que suelen estar a muy buen precio.
  • Antes de comenzar la colección es muy recomendable calcular cuánto nos costará al completo: conocer el número de entregas y su precio posterior.
  • Una vez tomada la decisión deberemos elegir el sistema de suscripción: reservar los ejemplares en un comercio próximo o bien directamente a laeditorial para recibir las entregas por correo. Cualquiera de las dos opciones es válida, pero no conviene comprar en varios sitios, si nos decidimos lo mejor es reservar en el mismo comercio, en muchas ocasiones ha sido decisivo el interés del comerciante y su insistencia con la distribuidora para que el cliente terminase la colección. También el comerciante puede ofrecer posibilidades para la adquisición de números atrasados.
  • Guardar la información que figura en la primera entrega donde suele figurar el contenido de todas ellas. Puede que un fascículo nos resulte especialmente interesante y así podemos solicitarlo.
  • Disponer de un teléfono de atención al cliente de la editorial para solucionar posibles incidencias.
  • Guardar el ticket de compra y las condiciones de suscripción por si fuera necesario realizar alguna reclamación.