Roque Vicente Lanau, secretario general técnico del departamento de Medio Ambiente

  • Categoría de la entrada:Actualidad

8 de septiembre de 2008.- Roque Vicente Lanau es secretario del departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, con el que FEACCU-Huesca colabora habitualmente en su actividad cotidiana. Ya ahorramos cada año el equivalente al consumo de agua de una ciudad del tamaño de Huesca, nos cuenta Vicente, quien destaca que el Pirineo aragonés será la primera zona de montaña con la depuración integral de sus aguas.

Apela al apoyo de la sociedad civil, «dentro de la cual, los consumidores son -somos- una parte decisiva» para lograr la efectividad de sus acciones. Considera, también, que el agua es el principal recurso para el futuro de esta tierra.

Pregunta.- El siglo XXI viene marcado por la necesidad de ajustar al máximo el uso del agua. Considerado definitivamente un bien escaso, ¿cómo se plantea en Aragón el Plan de Acción que permita disponer del caudal necesario y no usar más de lo que precisemos?

Roque Vicente
Respuesta.- En Aragón somos pioneros en varias líneas de trabajo muy ambiciosas. Por una parte, hacemos una apuesta clara por la calidad de las aguas, a través del Instituto Aragonés del Agua. Si cada vez vamos a disponer de menos agua, por causa del cambio climático, es fundamental que
el agua disponible sea de calidad. Por eso hemos puesto en marcha el mayor plan regional de calidad de las aguas de toda Europa, con una inversión de más de mil millones de euros. Por ejemplo, vamos a conseguir que el Pirineo aragonés sea la primera zona de alta montaña en conseguir la depuración integral de sus aguas, gracias a un convenio por el que el Ministerio encarga al Gobierno de Aragón ejecutar estas obras, que están declaradas de interés general. Además, invertimos más de 150 millones de euros para apoyar a los ayuntamientos en sus obras del ciclo del agua, sobre todo para evitar que se pierda agua en las conducciones. Llevamos ya 1.300 actuaciones de este tipo desde 2002. Esto nos ermite ahorrar ya cada año el equivalente al consumo de una ciudad del tamaño de Huesca. Y, por otra parte, es fundamental la sensibilización ciudadana, para lo que se ponen continuas campañas de educación ambiental.

P.- La Expo ha sido como un huracán informativo sobre el agua. Hemos recibido miles de datos e informaciones sobre el agua, su uso racional y las consecuencias de una mala gestión. Caído el telón de la Expo, ¿qué debe quedar en el interior de los aragoneses como mensaje esencial de esta muestra?

R.- Yo diría que la Expo es el reflejo de la preocupación de los aragoneses por el agua. Aragón ha conseguido un liderazgo internacional gracias al agua. No solo por la Expo, sino también por el trabajo de organismos como el CIAMA, en La Alfranca. Los aragoneses tenemos que ser conscientes de que el agua es el principal recurso para el futuro de esta tierra.

P.- La Comisión del Agua en Aragón debe fijar esos usos adecuados del líquido elemento para el futuro inmediato en nuestra tierra, buscando el equilibrio entre todas las necesidades. ¿Qué horizonte se vislumbra desde el departamento sobre la unidad de acción en Aragón con el agua?

R.- El trabajo de la Comisión del Agua de Aragón ha permitido superar ya todos los grandes conflictos que había sobre la mesa, como la regulación del Gállego, el recrecimiento de Yesa, la solución de San Salvador o el Matarraña. Ahora le toca al Gobierno central imprimir una enorme velocidad de crucero para que esas obras sean una realidad muy pronto. Desde el Partido Aragonés somos muy claros en una reivindicación: queremos que Aragón sea quien ejecute esas obras. Si dependieran de Aragón, ya estarían hechas, como va a suceder con las depuradoras del Pirineo.

P.- Las grandes cifras o las polémicas sonadas son muy mediáticas, pero la persona que vive en un rincón del mundo rural aragonés, ¿qué puede aportar al gran problema de la gestión del agua de la manera más adecuada posible? ¿Vale con poner el perlizador en el grifo y cerrarlo para limpiarse los dientes, o hace falta una militancia más activa en su entorno inmediato?

R.- Los gestos son fundamentales, por pequeños que parezcan. La solución empieza siempre por uno mismo. Y, por supuesto, lo óptimo es extender ese buen ejemplo para que cada vez seamos más los ciudadanos que contribuimos con un uso sostenible y racional del agua.

P.- En esta acción social, ¿qué papel puede jugar un colectivo de consumidores como es FEACCUHuesca para lograr ese uso racional del agua que todos buscamos?

R.- El colectivo de consumidores es fundamental. Con FEACCU tenemos una relación muy estrecha y hemos puesto en marcha iniciativas que para nosotros son muy positivas. Las instituciones no podemos hacer campañas efectivas si no contamos con el apoyo de la sociedad civil, dentro de la cual, los consumidores son -somos- una parte decisiva. Quiero aprovechar para felicitar a su presidenta, Trini Valdovinos, y a todo su equipo, porque están realizando un trabajo excelente. Y, por supuesto, un saludo muy cercano a todos los socios y socias de FEACCU.